Ritmo, simetría e intensidad (I)

 

…9 veces tú…

 

El titulo de este post, bien podrían definir la vida misma, o estar tan presente en numerosas disciplinas, matemáticas, geometría, escritura…elementos que se aplican de manera consciente e inconsciente en el quehacer diario marcando claramente nuestro propio estatus emocional.

Pero no seamos reiterativos en nuestras entradas, dejemos a un lado las emociones.

Diremos que el ritmo, la simetría y la intensidad regulan el efecto compositivo sobre todo como signo de unidad estilística requerida.

Ritmo

Sucesión y armonía de los valores visuales: espacio, volumen, movimiento…; equilibrio, aplicando el ritmo con racionalidad y coherencia, según la experiencia de cada uno de nosotros e inclusive aplicando las reglas de las disciplinas mencionadas en párrafos anteriores.

El ritmo puede ser de variadas formas:

  • Constante

El modo más simple y lógico. Consiste en la sucesión regular de un mismo signo en función de un movimiento de traslación o rotación, aunque se suele emplear la relación 1+1+1+1…esto podría ser extendido a otras como 9+9+9+9…pero esto es una apreciación muy personal nuestra.

Permite obtener efectos decorativos interesantes, como por ejemplo la repetición de negros y blancos con cadencias especiales. En la práctica está tipología suele causar sensación de inmovilidad, pudiendo convertirse en monótona, aburrida y un poco saciante (por eso os hablábamos de la sucesión 9+9+9+9…)

  • Libre

Varía indefinidamente en la proporción compositiva. El equilibrio entre partes es obtenido por la variedad de superficies, de los elementos, del tono, de la estructura, de la posición…de los signos aislados y combinados.

El conjunto presenta un equilibrio dinámico que suscita gran interés. Aunque digamos que no es la panacea ya que existe algo más tentador como son los procesos, pero esto es otra apreciación muy personal.

Los procesos rítmicos, es decir la sucesión del ritmo constante y el libre, siguen dos procesos de período diferentes.

  • Período simple, es el ritmo elemental que resulta fundamental, a su vez, respecto a una suma de proceso rítmicos sucesivos.
  • Período compuesto sería la suma de los simples.

Ej. el latido del corazón, el paso al caminar, el movimiento de una ola….simples…el movimiento de las olas del mar, los latidos y los pasos serían compuestos.

El análisis del ritmo no empuja a tener diversas consideraciones, entre ellas las relaciones de los períodos de un ritmo compositivo…

Lo dejamos aquí…gracias…por leernos, tened en cuenta que todo esto que escribimos, relatamos o incordiamos semanalmente (a veces…risas) está presente en todas nuestras redes sociales y trabajos realizados, así que reconocedlo si os gustamos, os gusta esto que escribimos. Y recordad para bien…o más bien, cada hoy es el más maravilloso de nuestras vidas.

 

Víctor P. López Bautista

Enlace(s) de interés:

Ritmo compositivo. Fotografía.

Proporción y equilibrio. La nube artística.

 

 

Publicado por

no9estudio

Apasionados y profesionales del mundo del interiorismo. Haciendo de la escritura un medio para mostrar nuestro entusiasmo por este apasionante profesión. Humanistas 3.0 + interiorismo= no9estudio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .