La promesa

…medir, diseñar, valorar…

 

Arriba tenéis, entre puntos, las tres claves de cualquier proyecto, en ese orden, ni más ni menos, si os dicen otra cosa creednos, le faltan a la verdad. Pueden existir elementos que le den valor añadido al resultado final como hace nuestro equipo a la hora de acometer cualquier proyecto, pero la columna vertebral es esa.

 

En esta entrada y en las siguientes vamos a intentar acometer el estudio de la parte técnica de un proyecto. A partir de ahora la memoria, pliego de condiciones, presupuesto y planos serán nuestros aliados, no sin arriesgarnos, que pueda encantar a unos o aburrir a otros. Confiamos en nuestra pericia, al igual que en nuestros proyectos y no.9 estudio hará que os guste.

 

El porqué de hablaros de todo esto, sabemos que podríamos hablar de muchas otras cosas, que lo haremos, pero el hecho de tener una promesa, más que eso aún, un auténtico compromiso con nuestra profesión, con el trabajo concienzudo artística y técnicamente que hay detrás de cualquier proyecto hace que os contemos lo que leeréis a continuación.

 

“Sabías que el buen gusto lo puede tener cualquiera, pero el verdadero interiorismo solo está al alcance de pocos, y para intentar estar entre esos pocos hay que conocer, entre otras cosas, lo que te vamos a relatar junto a  sus herramientas”.

 

…memoria…

 

Es bastante complejo resumir o abreviar lo máximo posible el contenido de una memoria, debido a veces por la complejidad y personalización de un proyecto, aun así, vamos a decir que la finalidad de la Memoria, con mayúscula, es describir o relatar con el máximo detalle los materiales que se han de emplear.

 

No debemos olvidar que en cualquier proyecto de interiorismo vamos a encontrar dicha memoria con las calidades de los materiales valorados. La memoria de calidades es intrínseco a la memoria, no es algo que vaya aparte, es decir si hay memoria hay memoria de calidades, que no os la vendan de otra manera.

 

Su uso en obra la podemos dividir en seis partes:

  • Consideraciones generales del proyecto.
  • Descripción del conjunto de la  edificación a tratar.
  • Estudio de los elementos de la construcción o edificación.
  • Estudio de las instalaciones especiales y condiciones típicas del edificio.
  • Sistema constructivo
  • Sistema de decoración interior y exterior de la edificación.

 

De manera general distinguimos entre dos tipos de memorias, sin entrar en los tipos de proyectos, se haría demasiado extenso:

 

Memoria Básica

Aportará los siguientes apartados o capítulos.

  • Naturaleza de la obra. (Cual es su ubicación entre otros).
  • Promotor.
  • Descripción del solar.
  • Programa de necesidades.

 

Memoria Descriptiva.

Sin entrar en detalles, de manera muy general, diremos que en ella se describirá cada uno de las actividades que intervienen en la consecución de las metas o fines propuestos, es decir tabiquería, cerramientos, pintura, fontanería y saneamientos y un largo etc. Y el relato de topología, forma de aplicación…

 

A modo de conclusión, añadir a lo  que os hemos relatado en esta y os relataremos en próximas entradas, sin necesidades humanas no hay proyecto.

 

 

Víctor P. López Bautista

Enlace\es:

Ejemplo de memoria descriptiva

 

 

Lámparas decorativas

 

Trabajando en nuevas entradas a nuestro blog recibimos, hace ya unos días, una notificación de una nueva entrada de  Patricia Alvarez y su blog,  que seguimos con asiduidad, en él se hablaba de los lamparines victorianos. Nos gusto tanto,  junto con que en cierto modo lo vintage y la reutilización de materiales está tan de actualidad, que nos plateamos contar un poco la evolución de las lámparas decorativas en general, de la cual forman parte esos lamparines.

 

Sabías que muchos de los elementos de mobiliario, objetos decorativos que ves en locales y hogares tienen una historia de al menos varios siglos aunque parezcan que sean de nueva factura”.

 

Una vez más, hemos venido a contaros una historia (algo que intentamos hacer en cada uno de nuestros trabajos),  su trasfondo y algún que otro desenlace  para deciros que todos estos elementos nacen de unas necesidades humanas, con un mayor o menor grado de personalización.

 

¿Qué es lo que vais a encontrar en este artículo?

 

En esta entrada vais a encontrar, como no podía ser menos, el enlace a este blog que se llama Big Ben antigüedades, con ese artículo de lamparines, aunque os recomendamos todo su contenido, es de una exquisita factura y gran calidad. Personalmente lo admiro bastante, la historia de las lámparas decorativas y una breve reflexión. Ahora sí, comenzando…

 

…lámparas decorativas…

 

Muchos de nosotros hemos crecido con reposiciones sobre clásicos del cine que versaban sobre la antigua Roma o en la actualidad en series de televisión de fantasía medieval, en toda está filmografía se valen como medio de iluminación, recipientes llenos de brasas o liquido inflamable, antorchas, elementos astillables totalmente ígneos. Sin duda estos métodos de dar luz a la oscuridad son los primitivos antepasados de las lámpara decorativas actuales, los cuales tiene un valor lógico.

 

 

Con el tiempo esas primitivas lámparas evolucionaron a pequeños recipientes con líquidos, cebo o aceite en un recipiente con un agujero superior en el que se colocaba un una mecha de lino, hablamos del  denominado candil, aclarar que ya en la antigua Grecia aparece una vasija similares con una o varias mechas para dar más notoriedad a lo lumínico.

 

Pero es en el siglo XVIII cuando en mundo de las lámparas tuvo un gran revolución con la mejora de las mechas de las mismas, el uso del vidrio como tubo de conducción que permitía una mejor combustión, más brillo en la llama y la ausencia de humo (principio del quinqué) supusieron un gran avance para la época. Con el paso de los años se introdujeron otros combustibles, petróleo, gas, queroseno, la luz se traslado a la iluminación de calles. Con el tiempo llegarían las bombillas incandescentes y fluorescentes.

 

Gracias al desarrollo de la técnicas de ignición, tuvo lugar una auténtica revolución en el diseño de la mismas, vidrio, porcelana, madera u otros elementos se convirtieron en la materia prima, el corazón de estos adalides de la luz. Elementos como velas jugaron un papel destacado pero esto ya es otra historia.

 

replacement-lamp-240757_1920

 

Piensa en todo lo que te hemos contado, ¿recuerdas ese quinqué?, ¿su función de que nace? de una necesidad, con lo cual estas son la que van a marcar tu proyecto de hogar o local. Esas necesidades no son precisamente las tendencias, estilos que te marquen multinacionales. Definitivamente tus pautas las marcarás tú aunque puedes tomar lo que te guste de la revistas o de esas multinacionales.

 

 

Víctor P. López Bautista

 

Enlace/es de interés:

Los hermosos lamparines victorianos. Big ben antigüedades y coleccionismo

Blog de lámparas

 

 

 

 

Cada cosa tiene su lugar

 

No somos estadistas por lo que en nuestros artículos no vas a encontrar estadísticas (aunque las poseamos siendo parte de nuestra herramienta de trabajo), sobre como algo puede mejorar tus ventas, calidad de vida o en que porcentajes benefician las cosas en general, para eso están entradas de empresas que se dedican a la venta, alquiler, negocio en su sentido literal y otros menesteres que pueden tener relación con este oficio.

 

Pretendemos que nuestras entradas sean en un lenguaje claro y sencillo, como sí entabláramos una conversación, llegando al mayor público posible, pretendemos trasmitirte esta absoluta devoción por nuestra profesión. No es óbice el uso de cierto lenguaje porque es necesario en ocasiones.

 

Finalmente, sobre el concepto que vamos a desarrollar, lo trataremos desde un punto de vista en el cual el orden arquitectónico ya está predefinido siendo el papel destacado el de los elementos, materiales, color, objetos decorativos, cotidianos…

 

 

…¿disciplina? no orden…

 

 

La organización de elementos en determinado espacio realizada por un individuo inteligente o lo que funciona de determinada manera, es como podríamos comenzar definiendo al concepto sobre el que hablamos. El orden tiene una gran importancia que merece un estudio pormenorizado que podría abarcar días su explicación, no tenemos tanto tiempo así que vamos allá.

 

El orden, entendido como recogimiento, cada cosa en su lugar, limpieza, es una característica coste cero indiscutible necesariamente para el bienestar o la venta de un producto en un negocio. Que el orden puede repercutir en la calidad de vida (ahorro de tiempo, estado de animo, ambiente en general) es algo indudable hoy en día.

 

Hay quién afirma que a pesar de tenerlo todo aparentemente desordenado, sabe el lugar que ocupa cada elemento, esto es así porque esa persona lleva su propio orden pero orden en definitiva. Sin él todos los elementos carecen de sentido. En el día a día aunque una casa este muy pulcra, los elementos no están ordenados esta seguirá pareciendo incómoda o poco saneada, carecerán por tanto los objetos, de vida, de función, de uso.

 

Cuando no se precisa de orden aparece el denominado ruido visual, del cual dedicamos una entrada a él complementándose con este artículo, que no solamente es algo que visualmente incomoda, es decir, aquellos objetos, colores, elementos que en función de la persona, modo de vida, producto a la venta, no deberían ir ahí, sino además podríamos añadir que esta organización de elementos en el espacio va afectar a “lo que no se ve”, siendo sus efectos similares a una reiterada mala práctica postural, a un cierto malestar, como si faltase algo.

 

Para concluir diremos que el orden formaría parte de lo básico, elemento sin el cual los cimientos del diseño de una casa o un negocio no podrían sustentarse. De entre muchas de las dificultades que nos encontramos los profesionales del interiorismo en cualquier proyecto una es el hecho de que nuestro trabajo siga sorprendiendo con el paso del tiempo.

 

Creemos que se ha de ir más allá a lo referido anteriormente, jugando el orden un papel destacado, el resto de los sentidos del ser humano y “lo que no se ve”, de modo que  cuando estés tranquilamente en tu casa, degustando un plato en un restaurante, en la habitación de un hotel, este no sea solo un entorno visualmente agradable para ti, sino  aún mejor que sea un espacio en el que te sientas muy bien.

 

Bueno por todo esto no es descabellado afirmar que a veces digamos que lo más importante de nuestros proyectos es “lo que no se ve”. Eso sí, recordad que también a veces lo que se persigue en los espacios es un orden dentro de un caos, inclusive un absoluto caos, para una finalidad determinada, el color de la vida no es negra o blanca, puede ser matizable, multicolor depende del prisma que lo mire.

 

No nos cansaremos de repetir lo maravilloso e inimitable del ser humano y lo cual cada uno de nosotros mismos poseemos.

 

Víctor P. López Bautista

 

Enlace\es de interés:

7 verdades sobre el orden

Arquitectura: Forma, espacio y orden ( recomendamos comprarlo).

Ruido visual

 

Lo que no se ve

 

…ergonomía…

 

En general la mayoría de nuestros clientes a nivel comercial buscan que sus negocios sean atractivos, diferenciados, que muestren sus servicios o productos lo mejor posible. A nivel residencial buscan, que sus viviendas sean lo más confortables posibles, estéticamente que concuerde con sus gustos y se adapte a su día a día.

 

 

Está búsqueda por parte de los usuarios, entra una variable  que cualquier profesional debe tener muy en cuenta a la hora de realizar estos proyectos, hablamos de ergonomía. Antes de entrar ha desarrollarla nos gustaría matizar unas cosas.

 

 

¿Bueno, parece que todo de lo que habláis en vuestras entradas es importante? ¿No son muy homogéneos vuestros proyectos?

 

 

Bastante hemos escrito sobre cuestiones destacables pareciendo al final que todo es muy importante o relevante, es cierto todo es importante, pero en cualquier proyecto, de lo que fuere, hay unos pasos, dentro de ellos unas jerarquías, cajones que se abren con puntos claves a tratar, y a su vez en cada uno debes dominar lo básico y los detalles después, magnífico Chris Anderson.

 

 

La ergonomía es la simbiosis que se establece entre el usuario final, el espacio, aunque también los elementos del mismo, se habla mucho de ella a nivel laboral y en las prácticas posturales saludables  que el usuario debe tomar, esto último puede ser algo forzado, incómodo ¿pero para que estamos nosotros los profesionales? para hacer de estos hábitos algo que no se ve, que por simple inercia con el diseño adopte el usuario sin darse cuenta aparentemente.

 

 

La ergonomía está muy presente en nuestro que hacer diario repercutiendo no solo en temas de salud, sino el tan anhelado confort, incluso podríamos ir más lejos e indicar que la imagen de una marca o la venta de un producto, servicio, se puede ver favorecida por su presencia.

 

 

Existen varios tipos de ergonomía que vamos ha analizar de manera somera y céntrandonos un poco en la que nos interesa. La ergonomía implica a una gran cantidad de disciplina en temas laborales, bienestar, con lo cual no será de extrañar que utilicemos cierto lenguaje, tampoco olvidéis que el interiorismo es multidisciplinar pero sobre todo humanista. Algunos de las clases existentes son:

 

 

Ergonomía temporal:

Es la que se establece entre el trabajador y los tiempos de trabajo
(Horarios, reposos, pausas, ritmos de trabajo) en función del tipo de trabajo.

 

Ergonomía de comunicación:

Su aportación es permitir la comunicación entre los trabajadores o de los mismos con la maquinas mediante tableros, displays, señalización…

 

Ergonomía geométrica:

Esta es sin duda la que afecta al mundo del interiorismo a la arquitectura en general. Por un lado estaría el estudio de trabajador o de la persona en relación al diseño del puesto, espacio, datos antropométricos, dimensiones como alturas, condiciones…Por otro lado sería el diseño de edificios, la ingeniería, la arquitectura o la tecnología empleada en la creación de estos espacios.

 

 

La ergonomía junto con la racionalización del espacio, distribución, la luminosidad, orden… entre otros es para este estudio parte de esos cajoncitos de lo básico. Esperamos haber compartido un poco de nuestros conocimientos sobre este maravilloso tema que junto a la antropometría juega un papel primordial en nuestros interiores, el diseño de cocinas, armarios, vestidores, sillas, mesas…

 

 

Solo resta decir que ciertamente a veces se busca todo lo contrario al confort y el bienestar por la naturaleza de ciertos locales, siendo esto otra historia que merecerá ser contada.

 

 

Víctor P. López Bautista

 

 

Enlace/es de interés:

Vivienda saludable

Blog. Ergonomía técnica. Consejos

Estilo Nórdico

 

 

…verde que te quiero verde…

 

 

Que el estilo nórdico sea tendencia es indudable, tanto en interiorismo comercial como residencial, ha calado muy fuerte entre nosotros, algunos de los responsables de esto son ciertas multinacionales del sector del mueble, el hecho de ser un estilo sublime y de un trasfondo encomiable, pero, ¿en qué consiste este estilo? ¿Te han contado todo lo que deberías saber él? ¿Es tal y cómo se ve en  los medios?

 

Aunque se ha hablado muchísimo, y hay infinidad de entradas, artículos que escriben sobre ello, nosotros no vamos a descubrir la pólvora, eso si vamos ha intentar acercártelo desde otro punto de vista. Así que esto es lo que vas a encontrar.

 

Situaremos su origen, incluido los países en los que nació, el porqué de su razón de ser, los colores que predominan, ¿te llevarás una sorpresa?, su peculiar relación con la naturaleza, hablaremos del renacer de lo verde al mundo de la decoración, que para nosotros nunca se fue, finalmente resumiremos su evolución durante décadas.

 

Lo primero que deberíamos abordar es de donde proviene, hablamos de países tales como: Noruega, Suecia, Finlandia, Islandia y si, Dinamarca, como cualquier estilo es difícil datar cuando se origino, estudiosos hablan aproximadamente de principios del siglo pasado, años 20, pero anteriormente habría ciertos esbozos o corrientes que desembocarían finalmente en él, uno de sus precursores  es el estilo Gustaviano.

 

Para empezar, situándonos en contexto, hay que tener en cuenta los inviernos en estas regiones, precisamente no son cortos y suaves, además que la luz solar no es la misma que en el sur de España, de ahí que predomine la materia blanca, para contrarrestar esa parcial ausencia de luminosidad, no cabe duda que el blanco puro sea su caballo de batalla, además es en un color positivante, por lo cual se aplica tanto en paredes techos incluso suelos y muebles.

 

A pesar que en este estilo domine lo níveo no quiere decir que huya del color, todo lo contrario, ya que también lo incluye mediante cojines, mantas, colchas, objetos de decoración y cuadros. Los tonos claros y pasteles juegan un papel muy importante en esta breve historia. Y vosotros diréis ¿todo blanco y claro? pero, ¿si en ciertos medios también salen colores oscuros? sí, también se usan colores  creadores de fuertes contrastes que no hace perder en absoluto protagonismo a ese blanco, todo lo contrario se ve incluso favorecido y potenciado, se utilizan asiduamente colores como marrón y gris, incluso en su versión más intensa.

 

El renacer de las plantas en la arquitectura de interiorista en alza,  y se debe bastante al tan de moda estilo nórdico, por lo cual no es de extrañar que otra de sus características sea el uso de la naturaleza, bendita fuente de inspiración, como recurso decorativo, siendo la madera un elemento clave en su mobiliario, maderas como paulownia, el haya o el abedul. En los textiles, lana, lino algodón, no solamente liso sino con estampados a rayas o florales. 

 

Al ser una de las premisas, la introducción en estos espacios de los elementos naturales, en los países de origen es habitual que ese decore con candelabros, velas… en invierno mientras que en la época estival se tenga un mayor uso de las flores y recursos naturales de la estación. 

 

Evidentemente si nuestra casa está en el campo predominarán las flores naturales de la zona en distintas tonalidades y si es en un negocio o casa en ciudad predominarán más las tonalidades verdes, debido entre otros a la rapidez y estrés cotidiano, aunque también pueden usarse estas flores naturales dependiendo de presupuesto y tiempo que dispongamos.

 

Este estilo centenario, ha evolucionado con el paso de las décadas y su principal lema de espacio luminoso, limpio, recto en los cuales no se desaprovecha ni un solo centímetro de superficie. En estas líneas podríamos hablar de la aparición del negro también como color en pequeñas pinceladas, alfombras, marcos o estructuras. Su sentido práctico huyendo de barroquismos se ha ido fusionando con el uso por ejemplo del latón y el cobre en luminaria, el mármol, muebles vintage, maquinaria industrial y nuevos diseños como sillas de plástico (Eames Plastic Chair), palets de madera entre otros.

 

Víctor P. López Bautista

 

Enlace/es de interés:

Historia del estilo nórdico

Muebles de diseño escandinavo