Zaguán

 

…vestíbulo…

 

Tal vez una de las asignaturas pendientes en nuestros hogares, a la cual a veces no le damos la importancia que tiene, es el Zaguán o vestíbulo que junto con las zonas de paso, tales como pasillos, constituyen nuestra carta de presentación ya sea para amigos , invitados, o para nosotros mismos.

 

Habitualmente, en un casa convencional, suelen ser estancias que no guardan proporción alguna entre su anchura y altura, con una cantidad determinada de puertas de acceso a otros espacios de nuestro hogar, de ahí la dificultad para su decoración teniendo que agudizar a veces bastante el ingenio, tal vez todos estos factores junto con las prisas de nuestros días sean la causa de la pérdida de ese encanto e importancia que pudiera tener en siglos anteriores.

 

Entonces, ¿qué podemos hacer?.

 

Primeramente, mantendremos la armonía con el resto de nuestra vivienda, aunque esto puede no ser así depende en gran medida de tus necesidades y el grado de personalización. Por ejemplo, no utilizaremos mobiliario rústico para la entrada cuando el resto de la casa sea de estilo Zen o mejor aún vuestro estilo personalizado, debe existir un “eu” es decir un equilibrio entre las distintas zonas.

 

 

El color, que como generalmente con la iluminación son elementos claves, optaremos por colores claros, y por qué no, por colores de contrastes que nos permitan cuadrar esos eternos y a veces larguísimos espacios rectangulares como son los pasillos.

 

Para recibidores o zaguanes estrechos utilizaremos mobiliario a medida que permitan su movilidad, dejando desnudo el suelo, espacios para la circulación, podemos ser incluso osados, cuando la disposición de nuestra vivienda lo permita, y emplear muros de cristal, uso de plantas para llenar de vida el entorno, cuadros y luz en lo elementos verticales. Como lugar de almacenamiento recurriremos a armarios empotrados.

 

En un vestíbulo amplio, se puede dejar a un lado lo convencional y crear una zona de trabajo, con su escritorio. Por último aquellos hogares que carezcan de vestíbulo se podrían crear el zaguán en el salón aportando un toque de originalidad a la vivienda.

 

 

Os hemos dejado algunas ideas, mejor que claves, pero como sabéis se podrían aportar una gran cantidad más para aplicar a vuestros hogares, abajo en los enlaces las tenéis. Ahora os toca a vosotros  analizar vuestros espacios y necesidades para poder planificar la decoración de los mismos.

 

 

Víctor P. López Bautista

 

Enlace/es:

25 ideas de decoración de vestíbulos.

Ideas vestíbulos pequeños.

 

Home Staging

 

…puesta en escena…

 

Desde hace algún tiempo se viene hablando de “Home staging”, hay una auténtica obsesión en este país de adoptar esta terminología anglosajona como una moda esnob (sonrisa) habiendo palabras castellana que pudiera abarcarla. ¿Qué es eso del “Home staging”? ¿Es lo mismo que decorar una casa? Tenemos varias respuestas para esto e intentaremos resolverlas lo mejor posible. Para empezar diremos que este término anglosajón literalmente significa puesta en escena de la casa.

 

En otros artículos ya comentamos que decorar es sin duda vestir la casa en función de unos gustos y necesidades muy personales, para mejorar entre otras cosas la calidad de vida, la funcionalidad, en este último punto sería en lo que radicaría la principal diferencia entre vestir la vivienda con el “Home staging”, ya que este ultimo lo que busca es preparar la casa para que guste a un mayor número de personas para su posterior venta.

 

Por lo tanto “Home Staging” es tal vez menos personalizada y en ese sentido más comercial, pero no por ello pierde en calidad de vida, bienestar u otros elementos, aunque su objetivo sea alquilar o vender la casa en el menor tiempo posible y al mejor precio.

 

Vamos a destacar algunas de sus diferencias, aunque varias se han comentado en la primera parte de este artículo, brevemente:

 

  • Un proyecto de decoración se realizan en función a unas necesidades propias, “Home staging” pretende mostrar un espacio ideal para atraer al mayor público posible para su uso comercial.

 

  • Personalización de la decoración frente a la despersonalización del “Home staging” debido a la búsqueda de espacios neutros que gusten a todos los públicos.

 

  • En un proyecto de decoración se suele, pero no en todos y a todo, renovar mobiliario u otros elementos, en este término anglosajón lo que se busca es aprovechar al máximo lo preexistente para su explotación e inversión mínima.

 

  • En el “Home staging” se intenta vender la vivienda no el mobiliario con lo cual una de sus características es el número reducido del mismo frente en decoración que puede aparecer incluso muebles a medida.

 

Con esta dualogía esperamos haber conseguido acercar el mundo del “Home Staging” intentando desglosar algunas de su diferencia y matices. Como veréis primeramente explicamos que es el término del que hacemos referencia en nuestro titulo, y describimos algunas de sus características.

 

Más abajo tenéis seis pautas a tener en cuenta a la hora de alquilar tu vivienda en tiempo récord, realizado por nuestra compañera Carmen Alonso de MarsalaHome, se complementan muy bien con lo que os hemos escrito.

 

 

Víctor P. López Bautista

 

Enlace/es de interés:

6 Pautas imprescindibles para alquilar tu vivienda en tiempo récord.

Primeros pasos

 

…domina lo básico los detalles vendrán después.

 

A la hora de decidir la decoración de un espacio en nuestro hogar, para alguien que no tiene conocimiento previo, surgen dudas de cómo abordar la reforma. Preguntas tales ¿cómo reorganizar el espacio, distribución de objetos y mobiliario, colores, texturas o estampados?

 

Para solucionar basta con seguir algunos de las claves de nuestros primeros pasos, que vamos ha enumeramos a continuación:

 

Observación e información.

Datos, datos, datos y más datos, es fundamental el conocimiento de toda la información de la zona a decorar mediante la observación, las dimensiones del lugar, si existen escalones o desniveles, dónde están ubicadas las puertas y ventanas, dónde están las fuentes de luz natural, qué elementos de obra existen: armarios, sanitarios, chimeneas, interruptores, si hay problemas de humedad, qué revestimientos hay en pisos y paredes, etc.

 

Realice una medición del entorno y confeccione un plano, no es necesario ser arquitecto o diseñador para realiza un pequeño croquis del entorno y sus elementos, en el ubique los elementos destacables y anote por donde entra la luz natural, paredes, altura de puertas, ventanas y otros elementos de obra.

 

Expectativas y gustos personales.

 

Otro elemento clave son las preguntas y respuestas, deberemos responder a cuestiones sobre nuestros gustos y anhelos. Debemos adquirir un compromiso no solo con la estética sino con la calidad de vida o el bienestar. Cómo somos, qué esperamos del espacio físico, qué nos hace sentir bien, cuales son nuestros gustos personales, nuestras aspiraciones, hobbies, actividades o cualquier otra cuestión relacionada a nuestra manera única de vivir.

 

Se pueden formular preguntas y responderlas por si mismo sobre el sector de la vivienda que deseamos reformar, para un salón podríamos preguntarnos ¿qué uso le doy?, ¿qué mejoraría de lo que tengo?, ¿con quien lo comparto? entre otros a lo que uniríamos ¿qué estilo me gusta? ¿qué color prefiero? ¿que elemento necesito?

 

Usos y necesidades

Se relaciona mucho con la cuestión de la que hablábamos de expectativas y gustos personales. Volvemos a recalcar que es imprescindible saber cómo somos, qué esperamos del espacio físico, qué nos hace sentir bien, cuales son nuestros gustos personales o cualquier otra cuestión relacionada a nuestra manera única de elegir la vida. No existe ni alta ni baja decoración sino personas y presupuestos.

 

Del uso que se haga de un espacio va a depender en gran medida el diseño y la decoración del mismo, no debemos olvidar nunca que un espacio estéticamente bonito pero mal optimizado es un entorno incorrectamente resuelto, con todos los achaques ergonómicos, anímicos y saludables que acarrea.

 

Detalles

 

Bueno pues llego el día, la parte que más le suele gustar al gran público, es hora de aplicar todo lo trabajado anteriormente y “decorar”, sin olvidar jamás que este último paso no es posible sin los anteriores y que sin ellos nuestro proyecto será un mal proyecto. Primero dominaremos lo básico los detalles vendrán después.

 

Simplemente haremos una breve enumeración a modo de conclusión. Realizaremos el espacio y la distribución de elementos teniendo muy presente el flujo del espacio o zonas de paso, estilo, color, texturas de los elementos que usamos (léase objetos, superficies, mate, semimate, brillo…), revestimiento de paredes, suelo techo, muebles,luz natural y artificial.

 

 

Víctor P. López Bautista.

Control de gastos

..Proyecto…

 

 

A la hora de comenzar un “Proyecto de Vida” una de la cosas que se platean es cuanto no va a costar, para ello recurrimos al presupuesto, pero una vez que lo tengamos, la carrera no acaba más que comenzar, ya que si algunos de los elementos que intervienen se desvían puede disparar los gastos del mismo.

 

Para eso gozamos de una herramienta llamada control de gastos. El control de gastos de nuestra reforma variará en función de tres factores o aspectos determinantes para su ejecución:

 

El tipo de actividad.

El estado del local.

El equipo de profesionales que ejecute la obra.

 

Para ajustar el coste final a las estimaciones iniciales conviene seguir indicaciones, que a continuación enumeraremos y para ello estableceremos símiles con el mundo del arte y en concreto con el cine.

 

• Escenografía y actores. Visita previa al local por el técnico pertinente.
Valorara tanto el estado como la idoneidad de la actividad a desarrollar. Emitiendo una resolución lo mas ecuánime posible

 

El mejor guión. Redacción del proyecto.Para obtener un presupuesto detallado y con un reducido margen de desviación, es necesario contar con un proyecto bien preparado, este será la documentación guía de todos los futuros trabajos. Es fundamental que el proyecto este muy bien definido y prevea cualquier imprevisto ya que supondrá un importante ahorro en el computo global del desarrollo del mismo.

 

El productor (siempre se le encasilla con el tema monetarios, puntualizamos que también realizas otras actividades). El presupuesto.Estimación de costes, aunque sujeto a modificaciones, permitan detectar las posibles desviaciones y reducir los gastos imprevistos lo máximo posible.

 

La interpretación. Mantener una comunicación fluida entre las distintas partes que interviene.

 

Cualquier proyecto de interiorismo es muy personal, y existen herramientas para controlar el gasto, el interiorismo es para cualquier bolsillo, ya que se adecuara a los presupuestos establecido y capacidades del cliente, lo que si sale es caro es un mal proyecto de interiorismo, pero esto es otra historia que merece ser contada.

 

A veces solamente vemos la imagen del interiorista como alguien que ubica mobiliario, materiales con sus texturas, obviando su parte técnica sin la cual no es posible lo narrado en este párrafo. El programa de necesidades y el presupuesto son clave en cualquier proyecto.

 

 

#V9L9…Ellos se lo pierden ¿tú qué opinas?…